20 formas de hacer que tu coche dure más
20 formas de hacer que tu coche dure más

20 formas de hacer que tu coche dure más

marzo 8, 2022
0 Comentarios

Cómo hacer que tu coche dure más

La edad media de un coche en el momento del desguace es de unos 14 años, mientras que la edad media de un vehículo en circulación se acerca a los 8 años. Pero no se preocupe, hay algunos pasos simples que pueden seguir para darle a su motor la mejor oportunidad de alcanzar sus años dorados.

1. Cuida la batería de tu coche

Si no usa el automóvil durante mucho tiempo, la batería se degradará y se descargará. Si deja su automóvil en el garaje durante un período prolongado, considere usar un cargador lento para mantener la batería cargada, o considere usar un acondicionador de batería si la carga parece ser más baja de lo normal.

Si la batería se descarga, tener que arrancar el automóvil rápidamente ejerce una presión adicional sobre la batería y puede dañar el sistema de gestión del motor y otros componentes electrónicos delicados, un doble golpe de mayor desgaste.

Para mantener su batería sin un cargador lento, debe intentar conducir al menos una vez a la semana si es posible, especialmente en invierno.

2. Cambia los filtros regularmente

hacer-que-tu-coche-dure-mas

El filtro de aceite y el filtro de aire de su automóvil se obstruyen con el tiempo, por lo que es importante renovarlos periódicamente.

Deben reemplazarse como parte del servicio regular de su automóvil, pero ambos son trabajos relativamente simples, especialmente reemplazar el filtro de aire, por lo que es posible que desee probarlo usted mismo y ahorrar dinero en el proceso.

Por lo general, también puede prolongar la vida útil del filtro de aire limpiándolo. Consulte su manual para obtener consejos sobre cómo limpiar y reemplazar el filtro, y asegúrese de usar piezas originales. Los filtros baratos y de mala calidad pueden dañar su motor a largo plazo.

Obtenga más información sobre de qué se trata un servicio de automóvil y si puede hacer parte del trabajo usted mismo.

3. Conduce sin problemas… la mayor parte del tiempo

hacer-que-tu-coche-dure-mas

Conducir con ‘simpatía mecánica’ es algo que debes practicar en todo momento. Eso significa usar los controles de su automóvil mientras comprende cómo funciona. 

Si lo hace, reducirá el desgaste de los componentes y mantendrá su combustible funcionando por más tiempo. Las cosas simples como el uso suave del volante, la transmisión y los pedales son clave, mientras se mantiene la previsión para reducir la necesidad de un frenado repentino.

Dicho esto, si nunca enciende completamente el motor, los depósitos de carbono pueden acumularse y contaminar las válvulas, los colectores de admisión y otros componentes, lo que reduce la eficiencia y puede causar fallos de encendido.

Por lo tanto, debe acelerar el motor hasta la línea roja al menos cada pocos cientos de millas, pero solo si el aceite está tibio y está en una carretera tranquila. Los vehículos diésel también pueden tener problemas con los filtros de partículas diésel (DPF) obstruidos, que están diseñados para atrapar las emisiones de escape dañinas.

Un viaje más largo en la carretera una vez al mes ayudará a despejarlos.

4. Usa tu aire acondicionado

hacer-que-tu-coche-dure-mas

“Úsalo o piérdelo” es una frase que se aplica al aire acondicionado. Los sistemas de aire acondicionado inevitablemente pierden gas refrigerante con el tiempo, especialmente si no se usan con frecuencia.

Apagar el A/C ahorra combustible, pero es posible que necesite recargar el A/C (generalmente alrededor de 50€, disponible en la mayoría de los talleres y centros de reparación rápida).

Y sí, eso significa dejar que tus rejillas de ventilación se enfríen ocasionalmente también en invierno.

5. Reemplace las bujías y los cables

hacer-que-tu-coche-dure-mas

A medida que los automóviles se vuelven cada vez más complicados, es comprensible que los conductores se sientan menos inclinados a realizar su propio mantenimiento. Sin embargo, reemplazar las bujías y los cables de alto voltaje es otro trabajo simple que puede hacer usted mismo para optimizar el rendimiento de su motor.

Tenga en cuenta que siempre debe consultar el manual de su vehículo de antemano y seguir el programa de servicio. Cuando revise las bujías, verifique que:

  • un electrodo y un aislante de color marrón claro
  • sin signos de derretimiento 
  • sin signos de desgaste o depósitos.

Una bujía dañada indica desgaste con el tiempo y necesita ser reemplazada, o podría indicar la condición de su motor. Si la bujía es relativamente nueva y ha desarrollado un espacio notable entre los electrodos y el aislador, podría ser una señal de mal funcionamiento del motor. Si este es el caso, debe consultar a su taller local.

Si los cables están agrietados o muestran signos de desgaste severo, deben ser reemplazados. Recomendamos usar un taller acreditado para hacer esto, pero si tiene experiencia y confianza, puede hacerlo usted mismo siempre que siga las pautas en el manual de su vehículo. Esto no se aplica a los automóviles diésel, ya que no usan bujías.

6. Rellene los líquidos regularmente

hacer-que-tu-coche-dure-mas

Los líquidos son el elemento vital de su automóvil y no reponerlos pueden tener consecuencias nefastas. Revise el aceite de su motor cada dos semanas abriendo el capó (con su automóvil en un terreno nivelado) y retirando la varilla medidora. Limpiar con un trapo y luego ducharse.

Cuando salga del automóvil, el nivel de aceite debe estar entre las marcas de mínimo y máximo, o de un color marrón amarillento claro si su automóvil tiene un motor de gasolina.

El aceite oscuro sucio debe ser reemplazado. Sin embargo, el aceite de motor diésel acumula hollín durante la combustión normal, por lo que los aceites de color oscuro no generarán alarmas en los vehículos diésel.

Otras áreas para revisar cada dos semanas son el depósito de refrigerante, que debe llenarse con un 50 % de agua destilada y un 50 % de anticongelante, y la botella del lavaparabrisas. Recomendamos que este último use escobillas limpiaparabrisas compradas en la tienda.

No intentes usar detergente líquido, ya que contiene sal y otros aditivos que pueden dañar la pintura. Te sorprendería cuántos autos se están quedando sin gasolina desesperadamente. Compruebo regularmente los niveles de aceite y refrigerante cuando reparo averías y, a menudo, encuentro aceite

7. Revisa tus llantas

hacer-que-tu-coche-dure-mas

Podría decirse que los neumáticos son la característica de seguridad más importante de su automóvil, y no es exagerado decir que las inspecciones periódicas de los neumáticos una vez por semana pueden salvarle la vida.

Los neumáticos desinflados también pueden aumentar el consumo de combustible, así que manténgalos a las presiones recomendadas que figuran en el manual de su automóvil para ahorrar dinero.

Mire nuestro video rápido sobre cómo verificar la presión, el estado y la profundidad de la banda de rodadura de sus neumáticos.

Tenga en cuenta que las presiones de los neumáticos delanteros y traseros pueden ser diferentes. Algunos expertos recomiendan rotar las llantas (es decir, intercambiar las delanteras y las traseras, o viceversa) para equilibrar el desgaste y prolongar la vida útil de las llantas.

Sin embargo, para estar seguro, recomendamos usar los neumáticos menos desgastados en el eje trasero, ya que es más fácil lidiar con la pérdida de agarre de las ruedas delanteras (subviraje) que con el patinaje trasero (sobreviraje).

8. Cíñete al horario de servicio

El mantenimiento regular es esencial para mantener su automóvil en las mejores condiciones y prolongar su vida útil. Los intervalos de servicio se basan en el tiempo o el kilometraje, como una vez al año o cada 10 000 kilómetros.

Consulte su manual para averiguar cuándo se debe realizar el mantenimiento de su automóvil y qué trabajo debe realizarse. Muchos autos modernos tienen luces de advertencia en el tablero para avisarle cuando se requiere mantenimiento.

En general, debe presupuestar los servicios “menores” una vez al año y los servicios “primarios” cada dos o tres años. Los servicios menores incluyen cambiar el aceite y el filtro de aceite, y cambiar otros fluidos si es necesario.

Según el automóvil y el kilometraje, el servicio principal también puede incluir el cambio del filtro de aire, las bujías y la correa de distribución.

Incluso un servicio pequeño consta de muchas tareas, pero todas deben incluir la verificación de fugas de aceite y fluidos, la presión y el estado de los neumáticos, las emisiones de escape excesivas, el desgaste de los frenos y el funcionamiento adecuado de la dirección, la transmisión, el embrague, la suspensión, las luces, los limpiaparabrisas y la bocina.

9. Mantenlo cubierto

Muchos de nosotros tenemos garajes, pero ¿cuántos los usan realmente? Bien, reformulemos: ¿cuántas personas guardan sus autos en ellos?

A medida que los automóviles se hicieron más grandes y más resistentes a la corrosión, la mayoría se quedaron en la entrada o en la carretera, y el garaje se convirtió en una extensión del ático o cobertizo del jardín.

Bueno, toma esto como una excusa para que limpies. Estacionar su automóvil en el garaje lo mantiene seco, limpio y seguro, lo que reduce el riesgo de daños accidentales, vandalismo y robo.

Incluso puede reducir sus primas. Si no usa el garaje, considere comprar una cubierta para automóvil de alta calidad, especialmente si va a estacionar su automóvil por largos períodos de tiempo.

10. Mantén el peso bajo

hacer-que-tu-coche-dure-mas

Los fabricantes de automóviles siempre buscan formas de reducir el peso del vehículo para aumentar el kilometraje por galón y cumplir con los requisitos de emisiones. Por lo tanto, tiene sentido mantener el peso del automóvil lo más bajo posible.

Llevar peso adicional es una forma segura de reducir el consumo de combustible de su automóvil. También provoca un desgaste adicional de los neumáticos, los frenos y la suspensión.

Una solución práctica es simplemente retirar cualquier objeto necesario del automóvil. Comience con los bolsillos de las puertas y la guantera, luego mire debajo de los asientos en busca de juguetes perdidos o botellas de bebidas.

Ve al baúl y limpia todas las cosas que no necesitas. Recuerde dejar atrás la caja de herramientas, el gato y la llave de tuercas para un día lluvioso.

También es una buena idea tener un kit de averías en caso de que lamentablemente se rompa.

11. Haz que tu auto sea a prueba de herrumbre

hacer-que-tu-coche-dure-mas

Los autos modernos son fuertes contra el óxido, pero la corrosión del metal es la principal causa de muerte de los autos construidos en la década de 1990 o antes. Una vez establecidos, muchos simplemente no son rentables de reparar.

Si ve manchas de óxido en su automóvil, no espere a que se desarrollen; como mínimo, cubra la carrocería expuesta con pintura de retoque antes de volver a pintar profesionalmente.

La aplicación de una película deflectora de piedras en la parte delantera del automóvil puede evitar daños en la pintura en primer lugar.

También puede darle al chasis la protección adecuada contra la oxidación, lo que incluye llenar la cavidad con una sustancia cerosa para evitar la entrada de agua. Como todos los consejos aquí, puede ahorrarle dinero a largo plazo.

12. Resiste la tentación de modificar

Modificar su automóvil puede reducir su confiabilidad y acortar su vida útil. Ajustar el motor para obtener más potencia ejerce una presión adicional sobre otros componentes, incluidos los frenos, si conduce más rápido.

Una suspensión más rígida y deportiva también provoca un desgaste adicional en el chasis, el bastidor auxiliar y los bujes. También tenga en cuenta que el dinero gastado en modificaciones puede no aumentar el valor de su automóvil.

De hecho, por lo general lo contrario es cierto. Dado que la depreciación suele ser el mayor costo involucrado en la operación de un automóvil, la reducción del valor de reventa no debe tomarse a la ligera.

13. Evite conducir sobre baches y caminos irregulares

hacer-que-tu-coche-dure-mas

Los baches pueden causar estragos en la suspensión, los neumáticos y los sistemas de escape.

Los bordes duros que se encuentran en caminos mal mantenidos pueden causar protuberancias en las paredes laterales, separación de la banda de rodadura y, en algunos casos, neumáticos pinchados. Al conducir a través de cráteres, la suspensión podría desalinearse y dañar los amortiguadores.

Los agujeros más profundos pueden incluso rayar el convertidor catalítico, causando agujeros y pérdida de potencia.

Siempre que sea posible, lo mejor es caminar sobre una superficie lisa para evitar el desgaste.

14. Usa los frenos para reducir la velocidad en lugar de cambiar de marcha

hacer-que-tu-coche-dure-mas

El frenado del motor o el cambio descendente pueden dañar la transmisión, especialmente el embrague y la transmisión.

El uso de frenos de marcha mientras conduce, especialmente a altas velocidades, puede acortar la vida útil del motor. Si bajas algunas muescas, el daño será peor.

Su pedal de freno es su mejor amigo contra el daño de la transmisión y debe ser su primera parada al reducir la velocidad.

15. Mantén tu auto limpio

Todos conocemos a personas que nunca lavan sus autos (¡tal vez usted sea uno de ellos!), pero mantener su auto limpio no tiene nada que ver con la vanidad; también puede prolongar significativamente la vida útil de su auto.

La arena se mete en las piezas móviles y el chasis, lo que acelera el desgaste y la corrosión. Los excrementos de los pájaros pueden causar estragos en la pintura, y la sal de las carreteras en invierno es especialmente corrosiva (¡así que asegúrese de saber qué hacer cuando se quede atrapado detrás de un cajón de arena!).

Los lavados automáticos de autos tienen cepillos duros que pueden dejar raspaduras finas y piezas sueltas. Mientras que el lavado de manos o el trabajo de bricolaje suele ser mucho más minucioso.

Antes de una limpieza profunda, debe enjuagar previamente y recordar usar una solución de limpieza adecuada en lugar de un limpiador líquido antes de secar el automóvil con una gamuza suave.

Un pulido anual proporcionará una capa de protección y evitará que se propague el óxido.

También es importante mantener limpio el interior del automóvil con un paño de microfibra y eliminar la suciedad y los residuos del tapete.

El uso de un spray protector en los plásticos del salpicadero reduce la probabilidad de que se agrieten o decoloren, mientras que colocar un parasol en el parabrisas en los días soleados también ayuda.

Lee más sobre cómo lavar tu auto.

16. Evita apoyar el pie en el embrague y la mano en la palanca de cambios

hacer-que-tu-coche-dure-mas

Algunos conductores tienden a conducir con los pies sobre el pedal del embrague. Esto empuja el cojinete de liberación del embrague en contacto con la tapa del embrague, creando una fricción innecesaria. Con el tiempo, el embrague puede desgastarse prematuramente.

Una vez más, es tentador poner la mano en la palanca de cambios entre turnos, pero ejerce presión sobre la horquilla selectora y otras partes internas. La fricción extra acelera el desgaste de la caja de cambios.

Trate de adquirir el hábito de mantener las manos en el volante y colocar el pie izquierdo en otro lugar del espacio para los pies.

17. No te quedes sin combustible

Cuando se queda sin gasolina, la bomba de combustible extrae aire, desechos y depósitos del fondo del tanque en un intento de empujar su automóvil.

Los materiales no deseados pueden obstruir el sistema y eventualmente corroer las bombas y los filtros, bloqueando potencialmente el combustible y evitando que el automóvil arranque.

Los propietarios de automóviles diésel deben tener especial cuidado con los niveles bajos de combustible, ya que los potentes inyectores de su motor introducen una gran cantidad de aire en el sistema, lo que puede evitar que el motor se vuelque.

Mantener altos los niveles de combustible puede evitar costosas reparaciones en el futuro.

18. No escatimes en piezas

hacer-que-tu-coche-dure-mas

Los fabricantes conducen millones de millas y gastan miles de millones de dólares en investigación y desarrollo para garantizar que sus automóviles sean lo más confiables posible. Entonces, ¿por qué ponerlo en peligro con piezas de “patrón” de calidad inferior, solo para ahorrar algo de dinero?

El uso de repuestos originales le ahorrará dinero a largo plazo al mantener su automóvil en la carretera. Especialmente para los coches clásicos, el uso de piezas originales es la clave del valor futuro.

Proporcione a su automóvil los mejores fluidos que también funcionan para usted.

Busque en el manual el aceite recomendado, especialmente si tiene un automóvil de alto rendimiento que requiere combustible “premium” (como el súper sin plomo). Para eso están diseñados y desarrollados los automóviles.

19. Revisa tus luces de advertencia inmediatamente

Es fácil ignorar las luces de advertencia, especialmente cuando se encienden y el desempeño de su auto no parece hacer ninguna diferencia. Sin embargo, dejar problemas sin resolver puede llevar a un final prematuro de su automóvil.

Revisar el motor, los frenos y las señales direccionales eléctricas indica algunas de las fallas más urgentes que pueden ocasionar reparaciones costosas o, lo que es peor, una conducción insegura.

Si bien sus problemas de frenado y dirección pueden reducir el control de su automóvil, la luz de control del motor puede encenderse por varias razones. Una tapa de combustible suelta o un convertidor catalítico contaminado (más preocupante) están marcados con las mismas luces indicadoras, y lo mejor es que un experto revise cualquier cosa de la que no esté seguro de inmediato.

Recuerde, tomar el mismo enfoque vigilante a los ruidos inusuales del automóvil también ayudará a eliminar el problema subyacente y prolongará la vida útil de su automóvil.

20. Realiza comprobaciones sencillas y periódicas

hacer-que-tu-coche-dure-mas

Una de las formas más efectivas de prolongar la vida útil de su automóvil es también una de las más fáciles: las inspecciones de rutina.

Una lista de verificación básica de bricolaje identificará los problemas antes de que se conviertan en reparaciones más costosas y puede ayudarlo a evitar complicaciones en primer lugar.

Recomendamos revisar estos con la mayor regularidad posible, tal vez cada dos semanas:

  • Gasolina
  • Petróleo
  • Caucho (llantas y limpiaparabrisas)
  • Refrigerante
  • Electricidad
  • limpieza de pantalla
  • filtro de aire del motor
  • Bujías (solo motores de gasolina)
  • freno
  • aire acondicionado
  • interior
  • Exterior

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Concesionario familiar galardonado de vehículos nuevos y usados con varias ubicaciones. Precios más bajos y el mejor servicio al cliente garantizado.
Copyright © 2022. All rights reserved.
Abrir en WhatsApp
1
¿Necesitas un Nuevo Coche? ¡Escríbenos!
¡Hola! 😁 ¿Necesitas un Nuevo Coche? ¡Escríbenos sin compromiso! 🚗